Principios de Marketing.- Breve descripción y explicación de las palabras de más uso en Marketing.
Principios de Macroeconomía
.- Breve descripción y explicación de las palabras de más uso en Macroeconomía.
Principios de Informática
.- Automatizando la Gestión de la Empresa. Explica cada uno de los aspectos de la aplicación de la informatica en los negocios.
Principios de Administración
.- Fundamentos de la Administracion Empresarial.

CONTABILIDAD

Sistema de Inventario y Facturación para Empresas 

Concepto de Contabilidad

Es un conjunto de técnicas  consistente en procesos mediante los cuales se identifica, mide, registra y comunica la información económica de una organización o empresa expresada en unidades monetarias (cualquier moneda de curso legal). De este manera se obtiene sistemática y estructuradamente  información cuantitativa  de las transacciones que realiza dicha entidad económica y de ciertos eventos económicos cuantificables que la afectan, con objeto de facilitar a los diversos interesados el tomar decisiones en relación con dicha entidad económica. 

Es el proceso de mantenimiento, auditoría y procesamiento de la información financiera con fines mercantiles.

Las personas que llevan la contabilidad se conocen como contadores, contables o tenedores de libros. En los EE.UU. los contables reconocidos son los Certified Public Accountants (CPAs) y los Certified Management Accountants (CMAs). En muchos estados de los EE.UU. sólo los CPAs se pueden llamar a sí mismos contables.

La contabilidad permite la creación de rigurosos Informes financieros que son útiles para gestores, reguladores y otros tipos de interesados como los accionistas, acreedores o propietarios. El mantenimiento diario de las cuentas es el proceso conocido como teneduría de cuentas .

En el corazón de la moderna contabilidad se encuentra el sistema de partida doble Este sistema implica el realizar al menos dos entradas (o asientos) para cada transacción: un Cargo en una cuenta y el correspondiente Abono en otra cuenta. La suma del Debe cargos tiene que ser siempre igual a la suma del Haber abonos. Esto proporciona un sistema sencillo para detectar errores. Este sistema fue utilizado por primera vez en la Europa medieval.

De acuerdo con las críticas a las prácticas de contabilidad estándar, ésta ha cambiado ligeramente desde entonces. Se han llevado a cabo medidas de reforma contable en cada generación para tratar que la teneduría de cuentas fuera relevante para el capital o la capacidad de producción. No obstante, no han cambiado los principios básicos, que se supone que son independientes de la economía.

 

Sistematic 

Sistema de Gestión  de 
Almacén y Facturación.
Multiusuario

www.sistematic.pe


 

Historia de la Contabilidad 

Los métodos utilizados para llevar a cabo la contabilidad y la teneduría de libros, creados tras el desarrollo del comercio, provienen de la antigüedad y de la edad media. La contabilidad de doble entrada se inició en las ciudades Estado comerciales italianas; los libros de contabilidad más antiguos que se conservan, procedentes de la ciudad de Génova, datan del año 1340, y muestran que, para aquel entonces, las técnicas contables estaban ya muy avanzadas. El desarrollo en China de los primeros formularios de tesorería y de los ábacos, durante los primeros siglos de nuestra era, permitieron el progreso de las técnicas contables en Oriente. El primer libro contable publicado fue escrito en 1494 por el monje veneciano Luca Pacioli. A pesar de que la obra de Pacioli, más que crear, se limitaba a difundir el conocimiento de la contabilidad, en sus libros se sintetizaban principios contables que han perdurado hasta nuestros días. Se publicaron otros libros contables durante el siglo XVI en italiano, alemán, holandés, francés e inglés, en los que aparecían por primera vez los conceptos de activo, pasivo e ingresos. La Revolución Industrial provocó la necesidad de adaptar las técnicas contables para poder reflejar la creciente mecanización de los procesos, las operaciones típicas de las fábricas y la producción masiva de bienes y servicios. Con la aparición, a mediados del siglo XIX, de las corporaciones industriales, propiedad de accionistas anónimos y gestionadas por profesionales, el papel de la contabilidad adquirió aún mayor importancia. La teneduría de libros, parte esencial de cualquier sistema completo, ha ido informatizándose a partir de la segunda mitad del siglo XX, por lo que, cada vez más, corresponde a los ordenadores o computadoras la realización de estas tareas. El uso generalizado de los equipos informáticos permitió sacar mayor provecho de la contabilidad utilizándose a menudo el término procesamiento de datos, y actualmente el concepto de teneduría ha caído en desuso.

Teneduría

La teneduría de libros se refiere a la elaboración de los registros contables, por lo que es la que permite obtener los datos, ajustados a dichos principios contables, utilizados para evaluar la situación y obtener la información financiera relevante de una entidad. Cuando se lleva a cabo una contabilidad personal se suele utilizar un sistema simple mediante el cual se van registrando las cantidades de los gastos en columnas. Este sistema refleja la fecha de la transacción, su naturaleza y la cantidad desembolsada. 

Sin embargo, cuando se lleva a cabo la contabilidad de una organización, se utiliza un sistema de doble entrada: cada transacción se registra reflejando el doble impacto que tiene sobre la posición financiera de la empresa y sobre los resultados que ésta obtiene. La información relativa a la posición financiera de una empresa se refleja en el llamado balance de la empresa, mientras que los resultados obtenidos por la empresa aparecen desglosados en la cuenta de pérdidas y ganancias. Los datos que reflejan los cambios en la estructura financiera de la empresa y la situación de sus ingresos. El estado de liquidez se refleja en el informe económico - financiero de la empresa, en una memoria a parte. Esta información financiera permite estudiar los resultados obtenidos en el pasado al tiempo que permite realizar prospecciones y proyectos para planificar el crecimiento y la actividad en el futuro.

 

Información contable

La información contable se puede clasificar en dos grandes categorías: la contabilidad financiera o contabilidad externa y la contabilidad de costos o contabilidad interna. 

La contabilidad financiera 

Muestra la información que se facilita al público en general, y que no participa en la administración de la empresa, como son los accionistas, los acreedores, los clientes, los proveedores, los sindicatos y los analistas financieros, entre otros, aunque esta información también tiene mucho interés para los administradores y directivos de la empresa. Esta contabilidad permite obtener información sobre la posición financiera de la empresa, su grado de liquidez (es decir, las posibilidades que tiene para obtener con rapidez dinero en efectivo), y sobre la rentabilidad de la empresa.

La contabilidad de costos 

Estudia las relaciones costos – beneficios - volumen de producción, el grado de eficiencia y productividad, y permite la planificación y el control de la producción, la toma de decisiones sobre precios, los presupuestos y la política de capital. Esta información no suele difundirse al público. Mientras que la contabilidad financiera tiene como objetivo genérico facilitar al público información sobre la situación económico - financiera de la empresa, la contabilidad de costos tiene como objetivo esencial facilitar información a los distintos departamentos, a los directivos y a los planificadores para que puedan desempeñar sus funciones.

 

Contabilidad Especializada

De las diversas áreas de la contabilidad especializada, hay tres de especial relevancia: auditoría, fiscalidad, y la contabilidad de las organizaciones sin ánimo de lucro.

La auditoría 

Consiste en la evaluación, por parte de un auditor independiente, de los datos financieros, los registros contables y los documentos de la empresa, así como de otro tipo de documentación sobre la empresa que permita verificar la validez de sus registros contables. Las grandes empresas y las empresas públicas suelen, además, tener un equipo de auditores para que evalúen las cuentas, pero a veces se ocupan más de controlar la eficiencia operativa y de la administración que de verificar la veracidad de los datos contables.

La Fizcalidad

El segundo área especializada de la contabilidad se refiere a la fiscalidad . La preparación de las declaraciones de la renta impositiva requiere la recogida previa de información, y la presentación de los datos de una forma coherente; para ello, tanto los individuos particulares como las empresas contratan a profesionales especializados, o contadores públicos nacionales, para hacerles la declaración de la renta, tanto de personas físicas como de sociedades. Sin embargo, las reglas que determinan cómo se han de pagar los impuestos rara vez coinciden con la teoría y práctica de la contabilidad. Los reglamentos impositivos surgen a partir de leyes dictadas por políticos, son interpretadas por los tribunales y reguladas por determinadas instituciones administrativas. Sin embargo, la mayor parte de la información necesaria para calcular la base impositiva suele utilizarse también en la contabilidad, pública y privada, de las empresas. Muchas técnicas son comunes a las dos áreas.

Contablidad Específica

Una tercera área de contabilidad especializada está constituido por la contabilidad específica de las organizaciones sin ánimo de lucro, como las universidades públicas, los hospitales, las iglesias, las fundaciones, los sindicatos y las asociaciones patronales, y las agencias especializadas de los gobiernos. Estas organizaciones difieren de las empresas de negocios en que reciben recursos sin prestar a cambio un servicio específico, es decir, sus recursos no proceden de proporcionar un bien o un servicio a un individuo en concreto; además, son organizaciones sin ánimo de lucro y por lo tanto no tienen intereses particulares. Por ello, estas organizaciones llevan un registro contable distinto, así como criterios de medición y cuentas financieras diferentes.

Información financiera

De forma tradicional, la función de la información financiera debía permitir a los propietarios conocer la evolución de sus empresas. Pero cuando las responsabilidades de la administración fueron comúnmente relegadas a personal contratado, la información financiera adquirió una orientación más administrativa, es decir, se trataba de reflejar ante los propietarios la administración llevada a cabo por los agentes o administradores. El objetivo consistía pues en demostrar el grado de eficacia con el que se estaban gestionando los activos de los propietarios, tanto basándose en el mantenimiento del capital como en la generación de beneficios.

 La generalización de las corporaciones, la aparición de grandes corporaciones multinacionales y la generalización de la contratación de gestores o administradores profesionales, con propietarios cada vez más anónimos y alejados de su empresa, dio un nuevo giro a la orientación de la información financiera.Aunque la orientación administrativa no ha desaparecido, la información financiera está hoy mucho más encaminada a informar a los inversores. Dado que tanto los inversores privados como los inversores institucionales consideran que la propiedad de acciones es tan sólo una alternativa más para su inversión, exigen tener una información más a largo plazo que la que proporcionaba el concepto clásico de información administrativa. Puesto que los inversores utilizaban las cifras financieras para predecir los resultados de sus decisiones de inversión y desinversión, la contabilidad se orientó a facilitar este tipo de información. Una de las consecuencias más importantes de este cambio fue el crecimiento de la información que podía proporcionar la contabilidad financiera.Un claro ejemplo de este efecto es el hecho de que a partir de entonces proliferaran las memorias que ampliaban la información otorgada por la contabilidad financiera. Estas memorias desagregan y amplían la información de la contabilidad financiera. Por lo general, una memoria explica los métodos contables aplicados cuando existen otros métodos alternativos que también podían haber sido utilizados, o cuando debido a la naturaleza específica del negocio desarrollado por la empresa es necesario aplicar métodos distintos a los utilizados de forma habitual.En las memorias también se ofrece información sobre operaciones de menor importancia, pasivos, planes de pensiones, evolución del precio de las acciones, operaciones en el exterior e información detallada sobre deuda a largo plazo (como tipos o tasas de interés y fechas de vencimiento). Las empresas cuyo capital está repartido entre muchos accionistas también suelen presentar una memoria que incluye información sobre ingresos trimestrales, precio medio trimestral de las acciones, evolución de éstos, e información sobre el volumen de ventas y de los beneficios obtenidos en cada uno de los sectores en los que opera la empresa.

 

Los Principios de contabilidad

En la contabilidad actual se parte de un sistema de supuestos, doctrinas, axiomas y convenciones englobados en lo que se denomina "principios contables generalmente aceptados". Muchos de estos principios han tenido una lenta evolución a lo largo de la historia y tan sólo los últimos avances contables realizados en décadas recientes están reflejados en las leyes. A continuación se exponen algunos de los principios contables más comunes.

  1. El principio de empresa en funcionamiento, Afirma que la gestión de la empresa tiene una duración ilimitada por lo que los principios contables restantes no irán encaminados a valorar los activos y el valor del patrimonio de la empresa como si éstos fueran a ser vendidos de un modo total o parcial.

  2. El principio de prudencia, afirma que sólo deberán contabilizarse los beneficios realizados a la fecha de cierre del ejercicio; sin embargo, las pérdidas posibles, aún sin ser ciertas, se contabilizarán desde que se considere que se pueden producir.

  3. El principio de registro, establece que los hechos económicos deben registrarse cuando nazcan los derechos u obligaciones que dichos hechos originen. Cuando no se trate de una transacción de la empresa con el exterior se registrarán sólo cuando se haya producido el auténtico consumo del activo.

  4. El principio de precio, de adquisición exige que todos los bienes y derechos se contabilicen por su precio de adquisición o coste de producción. Este principio deberá aplicarse siempre, salvo que alguna ley establezca excepciones de forma explícita, en cuyo caso deberá redactarse una memoria en que se especifique la aplicación de dicha excepción.

  5. El principio del devengo, establece que la imputación de ingresos y gastos deberá hacerse en función de la corriente real de bienes y servicios con independencia de cuándo se produzca la corriente monetaria o financiera.

  6. El principio de correlación de ingresos y gastos, afirma que el resultado del ejercicio estará constituido por los ingresos de dicho periodo, menos los gastos del mismo realizados para obtener los primeros, así como por los beneficios y quebrantos no relacionados de forma clara con la actividad de la empresa.

  7. El principio de no compensación,  impide que se equilibren las partidas del activo y del pasivo del balance, ni las de gastos e ingresos que integran la cuenta de pérdidas y ganancias establecidas en los modelos de cuentas anuales. Por ello, habrá que valorar por separado los elementos integrantes de las distintas partidas del activo y el pasivo.

  8. El principio de uniformidad,  establece que, una vez adoptado un criterio para la aplicación de los principios contables, entre todas las alternativas posibles, deberá mantenerse dicho criterio a lo largo del tiempo hasta que se alteren los supuestos que motivaron la elección del criterio en cuestión.

  9. El principio de importancia relativa,  sostiene que podrá admitirse la no aplicación estricta de algunos de los principios contables, siempre y cuando la importancia relativa en términos cuantitativos de la variación que tal hecho produzca tenga una trascendencia escasa y, en consecuencia, no altere el resultado de las cuentas anuales. El principal objetivo: la imagen fiel consiste en que, en caso de conflicto entre principios contables obligatorios, deberá prevalecer el que mejor conduzca a que las cuentas anuales expresen la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa. No obstante, el principio de prudencia tendrá un carácter preferencial sobre los demás.

 Por otra parte, los principios y normas de contabilidad generalmente aceptados son todos aquellos que aparecen en los códigos de Comercio y leyes mercantiles, en el Plan General de Contabilidad (España), o Manual de Contabilidad (Costa Rica), en las normas de desarrollo que, en materia contable, establezcan en su caso los institutos de Contabilidad y Auditoría de Cuentas o de Contadores Públicos, y la demás legislación que sea aplicable de modo explícito.

 

La Partida Doble

Se llama partida a la denominación o nombre una cuenta seguida de una cantidad.

Evolución

El Método de la Partida Doble tuvo su origen en el siglo XV, cuando el monje perteneciente a la Orden Franciscana describe en su obra "Summa de Aritmética, Geometría, Proportioni et Proportionalita" el "Método Veneciano" de teneduría de libros, que recién en el siglo siguiente recibe el nombre de Método de la Partida Doble.

La aplicación del método a lo largo de los años sufrió modificaciones. A las denominadas escuelas del "cuentismo", le continuo la escuela del "personalismo" que desarrolló Giussepe Cerboni, en su obra "Legismografía".

Cerboni, para explicar el funcionamiento del método se basaba en una ficción: "detrás de cada cuenta existe una persona", por eso el nombre de la escuela.

Alguno de los principios que se originan con ese razonamiento son: 

  • "Quien recibe debe a quien entrega"

  • "No existe deudor sin acreedor, ni acreedor sin deudor"

Esta técnica es aplicable en las cuentas de contenido personal (Clientes), no así en las cuentas objetivas (Caja) y menos en las cuentas de gastos (Alquileres, Intereses).

La escuela del Personalismo tuvo una de sus primeras aplicaciones en la contabilidad estatal italiana desde 1877 a 1892 y su práctica se difundió hasta pocos años antes de la crisis mundial del año 30.

A partir de los años 30, comenzó a utilizarse la técnica americana, más comprensiva y práctica, que modificó algunos aspectos y principios de la partida doble. Hoy es aplicada en casi todo el mundo.

Existe un principio fundamental, bastante sencillo, que sirve de lazo común entre todas las ramas de la contabilidad por partida doble, mediante el cual cada transacción puede considerarse de dos maneras. Por ejemplo, un campesino, al vender huevos al contado, registra la operación como "venta de huevos" y como "ingreso de efectivo". El financiero que compra valores piensa que esta operación es tanto "una adquisición de acciones y bonos" como "una reducción del saldo de su cuenta bancaria" en un monto igual al dinero utilizado para pagarlos. En cada uno de los dos ejemplos hay un "toma y daca" (un quid pro quo) que se puede representar con una ecuación. Por ejemplo: el valor de los huevos vendidos es igual al valor del dinero recibido por ellos". La introducción del álgebra en la contabilidad permite una mayor flexibilidad, útil al economista.

La partida doble - denominador común de todos los sistemas contables de uso más difundido - constituye una idea abstracta que, para que sea práctica, debe revestirse de todo un conjunto de  normas que metodicen la manera de registrar las distintas transacciones. Las reglas del cargo y del abono. Como cada transacción es una ecuación, los valores cargados y abonados necesitan ser iguales, en todas y cada una de ellas. Afortunadamente, las diferentes ramas de la contabilidad, no obstante su evolución, siguen aplicando en forma regular las mismas reglas del cargo y del abono, que son básicamente las mismas para las cuentas de las empresas, de los individuos, del ingreso nacional, de la balanza de pagos o de las corrientes de fondos. (J. P. Powelson).

Características.

  • Se registra utilizando cuentas.

  • Como mínimo, una cuenta posee un nombre, una parte llamada Debe y otra parte llamada Haber.

  • Una operación, para ser registrada, se puede traducir en dos efectos sobre el patrimonio.

En esencia, el método consiste en realizar una doble anotación, o sea, anotar en una cuenta en el debe y en otra cuenta en el haber. Siendo el importe anotado en el debe igual al anotado en el haber. Esta igualdad en el registro de cada operación hace que no se altere la igualdad patrimonial:

A = P + PN

Es decir:

LA SUMA DE LAS PARTIDAS ASENTADAS EN EL DEBE ES IGUAL A LA SUMA DE LAS PARTIDAS ASENTADAS EN EL HABER.

La técnica contable actual se basa en los aumentos y disminuciones de las cuentas considerando la clase de cuenta según su naturaleza:

Esquema sintetizador de débitos y créditos

Débitos Créditos
  • Activo inicial y aumentos
  • Disminuciones del Activo
  • Disminuciones del Pasivo
  • Pasivo inicial y aumentos
  • Disminuciones del Patrimonio Neto
  • Patrimonio Neto inicial y aumentos

Principios fundamentales del Método de la Partida Doble

  1. Quien recibe es deudor, quien entrega es acreedor.

  2. No hay deudor sin acreedor, ni acreedor sin deudor.

  3. Todo valor que entra debe ser equivalente al que sale.

  4. Todo valor que entra por una cuenta debe salir por la misma cuenta.

  5. Las pérdidas se debitan, las ganancias se acreditan.

 

 

Inventarios

Bajo el titulo genérico de inventarios, los contadores agrupan las existencias de materias primas y suministros, los productos en preocesos de producción y los articulos terminados o mercaderías. La importancia de los inventarios es evidente, no solo porque en algunas empresas, que se ven obligadas a mantener fuertes stocks, éstos representan una gran porción de la inversión, sino por que los inventarios representan una buena parte del capital de trabajo y de ellos depede en gran medida el volumen de operaciones de la empresa.

El Sistema de inventarios periódicos (sistema físico) la empresa no mantiene un registro continuo de las mercancías en existencia, sino que al final del período realiza un conteo físico de los inventarios en existencia y aplica los costos unitarios apropiados para determinar el costo del inventario final

En este método la empresa registra las compras de mercancías en la cuenta Compras (una cuenta de gastos). Al final del período elimina de la cuenta de inventario el saldo inicial y anota el saldo final que se determina mediante el conteo físico

La contabilización de los inventarios desempeña un papel importante en los sistemas de contabilidad de las comercializadoras, ya que por lo general son el activo circulante mayor en su balance general y el gasto de inventario es el gasto mayor en el estado de resultados

Métodos de costo de los inventarios

a) Método del costo promedio:

  • - Determinar el costo del inventario inicial multiplicando la cantidad de unidades al inicio por su costo
  • - Determinar el costo de todas las compras multiplicando la cantidad de unidades compradas por su precio
  • - Obtener el costo total de las mercancías disponibles para la venta mediante la suma de los resultados anteriores (CT)
  • - Obtener la cantidad total de unidades disponibles para la venta (NT)
  • - Obtener el costo promedio de las mercancías dividiendo CT entre NT
  • - Obtener el costo de las mercancías vendidas restando del costo total CT el costo del inventario final (cantidad de mercancías en el inventario final por el precio)

b) Método del costo de primeras entradas, primeras salidas (PEPS): Este método presenta el inventario final a su costo más actual. Cuando aumentan los costos de inventario (aumento de precios) este método da como resultado una utilidad más alta y por tanto un impuesto sobre la venta mayor.

  • Determinar el costo del inventario inicial multiplicando la cantidad de unidades al inicio por su costo
  • Determinar el costo de todas las compras multiplicando la cantidad de unidades compradas por su precio
  • Obtener el costo total de las mercancías disponibles para la venta mediante la suma de los resultados anteriores (CT)
  • Cálculo del costo del inventario final: como la suma de los costos por las cantidades que componen el inventario final (Ci)
  • Obtener el costo de las mercancías vendidas, calcular la diferencia entre el costo total (CT) y el inventario final (Ci)

Se venden primero las mercancías con más antigüedad en el inventario.

c) Método de las últimas entradas, primeras salidas (UEPS): Este método presenta el costo de las mercancías vendidas a un costo más actual. Cuando aumentan los costos de los inventarios este método produce el costo de mercancías vendidas más alto y la utilidad más baja, minimizando el impuesto sobre la renta.

  • Determinar el costo del inventario inicial multiplicando la cantidad de unidades al inicio por su costo
  • Determinar el costo de todas las compras multiplicando la cantidad de unidades compradas por su precio
  • Obtener el costo total de las mercancías disponibles para la venta mediante la suma de las resultados anteriores (CT)
  • Cálculo del costo del inventario final: como la suma de los costos por las cantidades que componen el inventario final (Ci)
  • Obtener el costo de las mercancías vendidas, calcular la diferencia entre el costo total (CT) y el del inventario final (Ci)
  • Se venden primero las mercancías con menos antigüedad en el inventario.

Activo circulante

El activo líquido o circulante corresponde a un activo que se puede vender rápidamente a un precio predecible, con poco costo o molestia. Lo constituyen aquellos grupos de cuentas que representan bienes y derechos, fácil de convertirse en dinero o de consumirse en el próximo ciclo normal de operaciones de las empresas. Como ejemplo: Caja, banco, moneda extranjera, inversiones temporales en acciones o moneda extranjera, cuentas por cobrar, inventario de mercancía, pagos anticipados.

Activo fijo 

El activo fijo es un cuenta contable que corresponde a un bien o derecho de carácter duradero, con una expectativa de duración mayor que el ciclo productivo. Son aquellos bienes y derechos que una empresa necesita para funcionar de forma duradera. Según el negocio en cuestión, será necesario contar con más activo fijo o con menos (por ejemplo, una fábrica necesita un activo fijo mucho más importante que un comerciante).

Los activos fijos son poco líquidos, dado que se tardaría mucho en venderlos para conseguir dinero. Lo normal es que perduren durante mucho tiempo en la empresa.

Cuando una empresa, sin embargo, tiene bienes que son con idea de venderlos o de transformarlos en otros para su venta, o bien derechos de corta duración (créditos), entonces se trata de activo circulante.

Los activos fijos, si bien son duraderos, no siempre son eternos. Por ello, la contabilidad obliga a amortizar los bienes a medida que transcurre su vida normal, de forma que se refleje su valor más ajustado posible. Para ello existen tablas y métodos de amortización.

Mediante la amortización, se reduce el valor del bien y se refleja como un gasto.

Ejemplos de activos fijos son: la maquinaria, el mobiliario, edificios, terrenos.

Pasivo

En la contabilidad de doble entrada o de partida doble aparecen dos conceptos clave: el activo y el pasivo. El activo recoge todos los bienes y derechos que tiene la persona, mientras que el pasivo recoge las obligaciones.

La idea fundamental es que las suma del activo tiene que ser igual a la del pasivo: esto es, la suma de los bienes y derechos tiene que ser igual a la suma de obligaciones que la sociedad contrajo para obtenerlos.

Pasivo exigible y pasivo no exigible 

Pasivo exigible

Son aquellas obligaciones monetarias que la empresa tiene con terceros. Suponen financiación ajena. La financiación puede suponer obligaciones con acreedores, bancos u obligacionistas, por ejemplo. A largo plazo: Si su vencimiento es de más de un año. A corto plazo: Si su vencimiento es de menos de un año. 

Pasivo no exigible o fondos propios: 

Los forma el Capital social y las reservas. Son pasivo, porque pertenecen a los accionistas, pero no es exigible a la empresa su devolución. 

Pasivo contingente: 

Es una obligación posible surgida a raíz de sucesos pasados, cuya existencia puede ser consecuencia de un suceso futuro o que no está recogida en los libros por no obligar a la empresa a desprenderse de recursos o no ser susceptible de cuantificación en ese momento. 

Obligaciones presupuestadas y no presupuestadas 

Son obligaciones a pagar presupuestarias aquellas que se derivan de adquisiciones, obras, servicios, prestaciones o gastos presupuestarios en general, de las que se ha dictado el correspondiente acto de reconocimiento y liquidación de acuerdo con la normativa aplicable.

El reconocimiento de una obligación a pagar presupuestaria implica su imputación al correspondiente presupuesto de gastos.

Aquellas obligaciones derivadas de gastos efectivamente realizados o de bienes y servicios efectivamente recibidos, para las que no se ha producido su aplicación al presupuesto de gastos siendo procedente la misma, se califican como obligaciones extrapresupuestarias.

Son obligaciones a pagar no presupuestarias (extrapresupuestarias):

Aquellas que deban ser no presupuestarias de acuerdo con la normativa vigente, y que no lo serán en el momento de su vencimiento. Las obligaciones no vencidas en fin de ejercicio derivadas de gastos devengados o de bienes y servicios efectivamente recibidos; estas obligaciones son no presupuestarias hasta la fecha de vencimiento. Los demás pasivos financieros hasta el momento de su vencimientoxx.

El balance

De las dos figuras contables tradicionales, el balance refleja la situación de la empresa, mientras que la cuenta de pérdidas y ganancias muestra el resultado de la actividad. El balance proporciona información sobre los activos, pasivos y neto patrimonial de la empresa en una fecha determinada (el último día del año natural o fiscal). A la izquierda, en la hoja del balance, aparecerán los activos de la empresa, ordenados de menor a mayor liquidez. En el lado derecho se reflejarán los pasivos de la empresa, ordenados de menor a mayor exigibilidad. 

El neto patrimonial refleja lo que queda de la empresa tras compensarse activos y pasivos. (Por ejemplo, un edificio constituye un activo de la empresa valorado en 10.000 dólares. La cuantía pendiente de pago de la hipoteca, de 3.000, constituye un pasivo para la empresa. El neto patrimonial sería, en este caso, de 7.000 dólares). Los activos se pueden dividir en activo circulante e inmovilizado. 

El activo circulante viene determinado por aquellos activos que pueden hacerse líquidos (convertirse en dinero) con relativa rapidez (menos de un año); estos activos incluyen el dinero en caja, las cuentas corrientes, los pagos pendientes, los productos almacenados y las inversiones a corto plazo en acciones y bonos. 

El inmovilizado está constituido por los activos físicos de la empresa —terrenos, edificios, maquinaria, vehículos, equipos informáticos y mobiliario. En el inmovilizado también se incluyen las propiedades que tiene la empresa en otras y activos intangibles como las patentes y las marcas registradas.

Los pasivos son las obligaciones de la empresa hacia terceros, como pueden ser los acreedores y los empleados. El pasivo exigible a corto plazo viene determinado por lo que hay que pagar en un periodo inferior al año, incluyendo salarios, impuestos, préstamos a corto plazo y el dinero adeudado a los proveedores de bienes y servicios. El pasivo exigible a largo plazo está constituido por las deudas con plazo de vencimiento superior al año, como los bonos, las hipotecas y los préstamos a largo plazo. Mientras que el pasivo representa las obligaciones de la empresa con terceros, el capital social de la empresa refleja la inversión de los propietarios para adquirir los activos de la organización. Cuando la empresa pertenece a una sola persona o a un reducido número de individuos, en el balance puede aparecer el porcentaje de cada individuo sobre el capital social. Cuando la organización se constituye en sociedad anónima, el balance refleja el capital social total, es decir el capital al que tienen derecho los accionistas, desglosado en dos grandes categorías: 

(1) el capital desembolsado por los accionistas y (2) las reservas creadas a partir de los beneficios no distribuidos generados por la actividad de la empresa.

La cuenta de pérdidas y ganancias

La cuenta de pérdidas y ganancias refleja el resultado obtenido a partir del desarrollo de la actividad de la empresa en un plazo determinado, ya sea el trimestre o el año, reflejando los ingresos, gastos y pérdidas y beneficios obtenidos durante ese periodo por la empresa. Los ingresos reflejan las cantidades obtenidas por la venta de los bienes o servicios producidos por la empresa, mientras que los gastos reflejan todas aquellas transacciones que hacen posible que la empresa desarrolle su actividad, por lo que en ellos se incluyen los salarios, los alquileres, el pago de intereses y los impuestos.

 

Empresa 

Una empresa es el ejercicio profesional de una actividad económica planificada, con la finalidad o el objetivo de intermediar en el mercado de bienes o servicios, y con una unidad económica organizada en la cual ejerce su actividad profesional el empresario por sí mismo o por medio de sus representantes.

Definicion de Empresa

En economía, la empresa es la unidad económica básica encargada de satisfacer las necesidades del mercado mediante la utilización de recursos materiales y humanos. Se encarga, por tanto, de la organización de los factores de producción, capital y trabajo.

Es la "industria" como una unidad patrimonial con vida propia y susceptible de ser inmediatamente explotada o pendiente para serlo de meras formalidades administrativas. 

La empresa como unidad basada en la nota de organización económica, autonomía económica, libertad de organización, sometimiento a los principios de la libre economía y libre competencia, satisfacción de las necesidades sociales y finalidad de obtención de beneficios. Se entiende por empresa al organismo social integrado por elementos humanos, técnicos y materiales cuyo objetivo natural y principal es la obtención de utilidades, o bien, la prestación de servicios a la comunidad, coordinados por un administrador que toma decisiones en forma oportuna para la consecución de los objetivos para los que fueron creadas. Para cumplir con este objetivo la empresa combina naturaleza y capital.

Clasificación de las empresas

Existen numerosas diferencias entre unas empresas y otras. Sin embargo, según en qué aspecto nos fijemos, podemos clasificarlas de varias formas.

  • Según la actividad económica que desarrolla:
  1. Del sector primario, es decir, que crea la utilidad de los bienes al obtener los recursos de la naturaleza (agrícolas, ganaderas, pesqueras, mineras, etc.).
  2. Del sector secundario, que centra su actividad productiva al transformar físicamente unos bienes en otros más útiles para su uso. En este grupo se encuentran las empresas industriales y de construcción.
  3. Del sector terciario (servicios), con actividades de diversa naturaleza, como comerciales, trasporte, turismo, asesoría, etc.
  • Según la forma jurídica, es decir, atendiendo a la titularidad de la empresa y la responsabilidad legal de sus propietarios. Podemos distinguir:
  1. Empresas individuales: Si solo pertenece a una persona. Esta responde frente a terceros con todos sus bienes, tiene responsabilidad ilimitada. Es la forma más sencilla de establecer un negocio y suelen ser empresas pequeñas y de carácter familiar.
  2. Empresas societarias o sociedades: Generalmente constituidas por varias personas. Dentro de esta clasificación están: La sociedad anónima (SA), la sociedad limitada (SL), la sociedad colectiva, la sociedad comanditaria y las sociedades de economía social, como la cooperativa y la sociedad laboral (SAL).
  • Según su dimensión. No hay unanimidad entre los economistas a la hora de establecer qué es una empresa grande o pequeña, puesto que no existe un criterio único para medir el tamaño de la empresa. Los principales indicadores son: el volumen de ventas, el capital propio, número de trabajadores, beneficios, etc. El más utilizado suele ser según el número de trabajadores. Este criterio delimita la magnitud de las empresas de esta forma: microempresa si posee menos de 10 trabajadores, pequeña si tiene menos de 50, mediana si tiene un número entre 50 y 250 y grandes si poseen más de 250.
  • Según su ámbito de actuación. En función al aspecto geográfico en el que las empresas realizan su actividad, se pueden distinguir empresas locales, regionales, nacionales y multinacionales.
  • Según la titularidad del capital, pueden ser privadas si el capital está en manos de particulares, públicas si el capital y el control está en manos del Estado y mixtas si la propiedad es compartida.

Características de una empresa

 

Elementos que la componen

Una empresa combina tres factores que son:

  • Factores activos: empleados, propietarios, sindicatos, bancos, ...
  • Factores pasivos: materias primas, tecnología, conocimiento, contratos financieros, ...
  • Organización: coordinación y orden entre todos los factores y áreas.

 

Factores activos

Personas físicas o/y jurídicas (otras entidades mercantiles, Cooperativa, fundaciones, etc.) constituyen una empresa realizando, entre otras, aportación de capital (sea puramente dinerario sea de tipo intelectual, patentes, etc.). Estas "personas" se convierten en accionistas de la empresa.

Participan, en sentido amplio, en el desarrollo de la empresa:

 

Factores pasivos

Todos los que son usados por los elementos activos y ayudan a conseguir los objetivos de la empresa. Como la tecnología, las materias primas utilizadas, los contratos financieros de los que dispone, etc.

]

 

Organización

Proporciona eficiencia dividiendo el trabajo en áreas especializadas, coordinándolas y dando los procedimientos estándar a seguir. La organización debe adaptarse a los objetivos de la empresa, y por tanto puede ir cambiando con el tiempo para adaptarse.

]

 

Áreas funcionales

Dentro de una empresa hay vários departamentos, o áreas funcionales. Una posible división es:

Pueden estar juntas o separadas en función del tamaño y modelo de empresa.

[editar]

Órganos de gobierno

Los socios son el elemento decisorio último en la vida de la empresa. Éstos nombran y cesan a los miembros del Consejo de Administración (Consejeros), bien de forma directa, bien en Asambleas de Socios (que se reúnen al menos una vez al año).

El Consejo de Administración se reúne periódicamente, por ejemplo, mensualmente. De entre y por los Consejeros se elige al Presidente del Consejo.

Los Consejeros tienen dos orígenes: aquellos que representan de forma directa al capital (bien por propia propiedad accionarial bien por designación por la propiedad accionarial), e independientes (que representan el interés de la mayoría de los accionistas pero que personalmente no tienen capital invertido).

Dentro del Consejo se designan asimismo Comités:

  • de Auditoría Económica
  • de Riegos
  • de Estrategia
  • etc.

La dirección día a día de la empresa a alto nivel la ejerce una persona designada por el Consejo. Si dicha persona es un miembro del Consejo, el cargo se denomina Consejero-Delegado (pero puede no existir). De él dependerá un Director General (con amplios poderes; también puede no existir este cargo); y de éste, un Gerente. Al menos uno de estos cargos existe siempre, con una u otra denominación. Estos cargos se consideran la Alta Dirección.

A la Alta Dirección reportan los Directores: Económico, Financiero, Recursos Humanos, Comercial, Producción, Sistemas de Información, ...

Normalmente existe un Comité de Dirección, de reunión frecuente (diaria o semanal), compuesto por miembros de la Alta Dirección y los Directores.

Existen asimismo, fuera de la organización del Consejo, Comités específicos, tales como Comité de Sistemas de Información, Comité de Seguridad, Comité de Auditoría, etc.

[editar]

Buen gobierno

Las prácticas de buen gobierno empresarial varían enormemente en cuanto a su detalle y aplicación país a país. Básicamente su objetivo es generar confianza ante accionistas, empleados, actores económicos y sociedad en general.

Elementos esenciales del Buen Gobierno empresarial son:

  • Transparencia informativa
  • Informes y Auditoría de cuentas
  • Códigos éticos
  • Gestión del Riesgo
  • Protección del Patrimonio
  • Planificación Estratégica

Dentro de estos aspectos deben contemplarse como integrantes:

  • el Buen Gobierno de los recursos humanos
  • el Buen Gobierno de la Calidad
  • el Buen Gobierno de los Sistemas de Información y las Comunicaciones
  • el Buen Gobierno medioambiental

 

Principios de Marketing.- Breve descripción y explicación de las palabras de más uso en Marketing.

Principios de Macroeconomía.- Breve descripción y explicación de las palabras de más uso en Macroeconomía.

Principios de Informática.- Automatizando la Gestión de la Empresa. Explica cada uno de los aspectos de la aplicación de la informñatica en los negocios.

Principios de Administración.- Fundamentos de la Administracion Empresarial.

 

www.sistematicperu.com
Software de Gestión Empresarial